Blue mountains

Pues lo dicho, que tras preguntarnos si esto sigue o no sigue, continuamos con historias de hace unos meses. 


Lo habíamos  dejado en Nueva Zelanda. Tras pasar unas semana en esta isla que te atrapa por sus paisajes y por el carácter acogedor de sus gentes nos dirigimos de nuevo a nuestro campamento base en Melbourne

Y si antes habíamos explorado el sur de australia, esta vez nos dirigimos al norte, a las "Blue mountains"

En realidad nuestra idea original era subir hasta Cairns en el extremo norte de la isla continente , para poder disfrutar de la gran barrera de coral y viajar en una caravana hasta el sur durante dos semanas.  Pero ITA un amable ciclón de fuerza 5 decidió cambiar nuestros planes y obligarnos a cancelar vuelos, caravana...

Aquí una bonita foto satélite de ITA. 

Pero como la vida es un continuo cambio de planes, enseguida buscamos un plan B. Subir solo hasta la mitad del país, pasar unas semana en las montañas azules, cera de Sidney y después bajar por carretera hasta Melbourne. 

 

Para ir desde Melbourne hasta las "Blue mountains" nos decidimos por el tren. Y tras mas de 20 horas de viaje ininterrumpido llegamos a Sidney, para desde esta ciudad y tras hacer solo parada en la estación  dirigirnos a katoomba. 

Aquí una foto de Sidney tomada días después

Katoomba es el corazón de las Blue mountains, un pequeño pueblo turístico lleno de tiendas de antigüedades que sirve de punto de partida para las personas que quieren explorar esta región montañosa.

Pasamos mas tiempo del previsto en este pueblo, porque resulto ser un paraíso para actuar en la calle.

Annie puto tocar el arpa con resultados excelentes...

y yo pude iniciarme en el arte de hacer malabares en la calle 

Creo que durante unos cuantos días fuimos bastante conocidos en la ciudad...

Si bien los resultados económicos de Annie estaban bastante mas por encima de los míos…yo sacaba para mantener el día a día…Annie sacaba esto en un día.

Hay que reconocerlo…es buena.

Pero no fuimos a Katoomba a hacer negocio, fuimos a explorar y eso fue lo que hicimos. 

La mejor manera de conocer estas montañas es pasear por ellas, la expresión perderse en ellas, aquí no debe utilizarse, porque si sales de los caminos corres el riesgo de perderte. Y francamente, perderse en un bosque Australiano no debe de ser una experiencia agradable.  

Así que para conocer este lugar tienes dos opciones. O bajas al centro del valle por una especia de funicular al cual le ponen música de Indiana Jones…si, he dicho Indiana Jones. 

O bien, te preparas para andar y optas por las escaleras...

y escaleras...

Algún tramo que no es escalera pero casi...

Y después mas escaleras. 

Pero francamente, merece la pena. El camino te va introduciendo en el valle y en cada esquina  puedes disfrutar de vistas como esta. 

Para después volver a la espesura y encontrarte ríos y pequeñas charcas. 

La vegetación lo invade todo.

Por eso al terminar cada excursión.

Aprecias la belleza del cielo. 

JaviGilPhotographerComment